top of page

Consultorio: He dado positivo, ¿cómo se lo cuento a mis amigos?


Como si de una venta se tratara, lo primero que tienes que hacer es conocer a tu cliente, saber en qué punto se encuentra para poder decidir cuál es la mejor manera de proceder.


Así que, ¿cuál es la temperatura COVID de tu amigo? Te contamos cómo distinguirlas y qué hacer en cada caso:


1. El paranoico.


· ¿Cómo distinguirlo?

Lo cierto es que te será difícil reconocerlo porque hace unos dos años que no lo ves, ya que en ese tiempo no ha salido de casa. Una señal inconfundible para diferenciarlo es el muro a lo Trump que ha construido alrededor de su casa y el hecho de que le pide el pasaporte COVID al cartero.





Buscará la mínima excusa para ser paciente de riesgo (una verruga que le salió cuando tenía 15 años, una vez que tuvo una infección de oídos, un perro que a lo mejor le pegó la rabia en 2005…).




· ¿Qué decirle?:

Si quieres volver a quedar con él o ella en algún momento de este año, es muy importante que dosifiques la información. Es como un cliente muy frío, así que tienes que ir poco a poco.


Empieza por decirle que en Navidades te reuniste con la familia. Pasados unos días, explícale que tu madre nota dolor de garganta. Si lo alargas lo suficiente, puedes contárselo cuando ya se te hayan pasado los síntomas y quizá entonces vuelva a hablarte, previa desinfección total y siempre con EPI completo.


2. El práctico: peor es morirse.


· ¿Cómo distinguirlo?

Es como un cliente que conoce la solución que ofreces, pero no sabe si tu oferta en concreto le interesa. Digamos que a él el COVID ni fu ni fa. Lo distinguirás porque cuando sale el tema de la pandemia su opinión es que él ya no sabe qué pensar.


· ¿Qué decirle?

Al igual que presentarías tu valor de marca a alguien que conociera la solución, puedes perfectamente explicarle lo que te ha pasado sin tapujos. Eso sí, es muy posible que, cuando le digas que has tenido fiebre, te suelte su frase fetiche: peor es morirse. No te quedará otra que estar de acuerdo con él.


Si necesitas que haga algo por ti, intenta explicárselo antes de que llegue a su fatídica conclusión, después, no habrá forma de remontar eso.


3. El pasota


· ¿Cómo distinguirlo?

Te será fácil distinguirlo porque va por la calle chupando barandillas. Lo hace para que te quede claro que, a él, le da igual.


Es como un cliente que ya lo sabe todo de ti y de tu producto. Lo único que tienes que hacer es exponerle tu oferta porque en estos dos años se ha contagiado de coronavirus unas 15 veces (podría tener algo que ver con lo de ir chupando barandillas), ya que a él ningún virus de los cojones le fastidia ir al bar a por su pincho y su caña.







· ¿Qué decirle?

Basta con poca cosa, puedes incluso probar con un “¡EH, QUE HE DADO POSITIVO!”. Os fundiréis en un abrazo con saltos a lo concierto de rock y os iréis a tomar unas cañas. A él, le da todo igual.


Sea cual sea la temperatura de tu amigo, recuerda que cualquiera puede estar en uno de estos tres estados e ir pasando de uno a otro. La temperatura de los clientes es algo gradual que va pasando de frío a caliente de una manera razonable. La temperatura COVID no.


La temperatura COVID es variable y no deja prisioneros. Lo mismo te chupa un pie un día que, al día siguiente, de repente, te invade la paranoia.


Por suerte, tus clientes seguramente serán más consistentes a la hora de conocer y comprar tu producto, ¿o no?

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Yorumlar


¿Te apetece que te avise cuando haya post nuevo?

¡Gracias por suscribirte!

bottom of page